Publicado por en en Noticias
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 2498

Diferentes formas de llevar la bici en el coche

 

DENTRO DEL COCHE

Es la más económica, pero también la más peligrosa en caso de accidente, ya que el desplazamiento de la bici en el interior del coche nos podría ocasionar lesiones importantes.

En caso de hacerlo así es imprescindible amarrar la bicicleta con correas a algún lugar firme (normalmente en la zona del maletero suele haber anillas de sujeción), para evitar el desplazamiento en caso de accidente o frenada brusca.

Otro de los inconvenientes es la suciedad que dejan las bicicletas en el coche sobre todo, después de haber rodado con ellas y estar repletas de polvo, barro, agua, etc.

Además nos limitara el número de plazas en el interior del coche así como el sitio para llevar todo el equipamiento para practicar deporte.

No está de más llevar un plástico para poder recubrir el maletero y evitar que se ensucie.

DENTRO DEL MALETERO

Es una de las más recomendables y seguras, pero tenemos varios inconvenientes:

El inconveniente de tener que desmontar las ruedas de la bici, y la suciedad que dejaremos dentro del coche y cuando se trata de llevar más de una bici tendremos que desmontar varias ruedas, roces entre las bicicletas…

Es muy seguro en caso de accidente y barato.

Por otra parte si tenemos un maletero amplio evitaremos que nadie sepa que llevamos una bici en el interior del coche.

SOBRE EL TECHO EN UNA BACA

No es demasiado caro y nos vale para dos o tres bicis sin problema.

Hay dos  sistemas, una en la que se quita la rueda delantera y se engancha la bici por la horquilla, y otra en la que se introducen las ruedas en un carril y se sujeta la bici por el cuadro.

Personalmente le veo varios inconvenientes, entre ellos el tener que levantar la bicicleta hasta una altura considerable para poder sujetarla (no muy apto para personas bajas de estatura), la suciedad que cae encima del coche cada vez que transportamos la bicicleta, y como no en viajes largos el lastre aerodinámico que supone además del consiguiente ruido y aumento de consumo.

Eso sí, cuidado al entrar en el portal de casa o del edificio, corres el riesgo de quedar sin bicicletas y transformar tu coche en un cabrio.

No apto para despistados.

SOBRE PORTON TRASERO

Es una opción bastante cómoda a la hora de poner las bicis una vez que se le coge el truquillo, aunque también nos encontramos con algún inconveniente:

Las cintas para sujetar el portabicis al coche acaban dañando la pintura con el roce y que si queremos llevar más de dos bicis se complica la cosa de forma considerable.

La aerodinámica se verá perjudicada ya que estas normalmente sobresalen en altura por encima del techo del coche.

Es muy importante no tapar las luces del vehículo ni la matricula, además hay que llevar una placa reflectante para señalizar la carga.

SOBRE BOLA DE REMOLQUE

Para mí la mejor opción,  también la más cara.

Además del coste del portabicicletas tenemos que contar con el gancho de remolque con lo que la cantidad a gastar estará rondando como mínimo los 600 euros.

 Eso sí, una vez puesto el portabicis en el gancho poner las bicicletas es cuestión de minutos, quedarán perfectamente aseguradas y evitamos el ensuciar el coche.

 Hay una gran variedad de portabicis de gancho, para 1 o hasta 4 bicis, fijos o plegables que permiten abrir el maletero con las bicis colocadas.

Además no perjudican la aerodinámica del coche por lo tanto el consumo no se verá resentido.

Cualquiera de estos dispositivos está disponible a la venta como accesorio en nuestro taller.


¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Saber más

Acepto