Publicado por en en Noticias
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 1207

¿Hasta cuándo merece la pena un seguro a todo riesgo?

“¿Hasta cuándo merece la pena mantener el seguro a todo riesgo?” Quizás te hayas hecho alguna vez esta pregunta, sobre todo antes de adquirir un automóvil. Para llegar a la respuesta, desde el blog de Autos Rivada analizamos las recomendaciones de algunos expertos.

Antes de nada, recomiendan tener en cuenta ciertas premisas sobre el propio valor de nuestro vehículo a lo largo del tiempo:

COCHE NUEVO

Durante el primer año de contratación de un seguro a todo riesgo, en caso de siniestro, algunas aseguradoras dan al tomador el valor de nuevo del vehículo. Es decir, pagan al asegurado la misma cantidad que le supondría comprar el mismo coche en el momento del siniestro.

 

DEPRECIACIÓN

Los vehículos se deprecian en aproximadamente un 20% cada año. Así, según esa depreciación, un modelo de 15.000 euros tendrá un valor venal de unos 6.100 euros al quinto año, y de 2.000 a los diez.

 

REPARACIÓN… O NO

En muchas ocasiones, Si el presupuesto de la reparación supera el 75% del valor venal, las compañías lo consideran pérdida total y te dan directamente la indemnización, sin arreglar el coche. Conclusión: mantener un seguro a todo riesgo en un coche viejo no tiene ningún sentido

 

¿CUÁL ES LA FECHA LÍMITE PARA UN SEGURO A TODO RIESGO?

Se estipula en unos  seis años, aunque ese límite depende algunas variables. Para establecer el valor venal de un coche se tiene en cuenta la antigüedad: los peritos utilizan tablas para calcularlo de forma automática. Sin embargo, en ocasiones entran en juego otros factores, como el kilometraje o el estado general del coche. Así que puede haber casos en que al tercer año el vehículo esté muy mal cuidado y se valore por debajo de lo habitual. Por otra parte, antes de asegurar a todo riesgo un vehículo no nuevo (aunque tenga una semana de vida), la compañía comprobará que no existen daños previos.

 

ENTONCES, ¿QUÉ SEGURO ELEGIR?

  • Hasta los tres años. Según afirman, este el periodo ideal para pagar un seguro a todo riesgo sin franquicia. La prima es más cara, pero nos protege del siniestro total y de daños propios menores (roces, pequeñas abolladuras, etc.). El precio medio de esta cobertura está en 1.050 euros.
  • Del tercer al quinto año. Un buen momento para meter una franquicia a la póliza. Tienes un todo riesgo, pero asumes los siniestros pequeños. De esta forma, la prima te baja sensiblemente. Hay franquicias desde 150 euros hasta 1.000 euros, en función de lo que se quiera asumir.
  • A partir del quinto año tenemos dos opciones principalmente:

1. Existe una opción, ‘pérdida total’ hasta los siete u ocho años de edad. Si lo que te preocupa es la pérdida importante, la desaparición del vehículo, esta opción cubre el gran siniestro, ese que manda el vehículo a la chatarra. Eso sí, no cubre daños parciales, ni con franquicia ni sin ella. Esta opción puede combinarse con coberturas adicionales, tales como robo o rotura de lunas.

2. Seguro a terceros. El seguro de responsabilidad civil, el obligatorio por ley, puede servir para los coches muy viejos, cuando ya casi no importe el estado del vehículo. Un seguro a terceros ampliado suele tener bastante aceptación cuando el coche va cumpliendo años.

 ¿Qué opináis de este análisis? ¿Coincidís con los expertos? ¿Hasta cuándo merece la pena un seguro a todo riesgo? ¡Dejad vuestras opiniones en los comentarios!